Cultura Emprendedora: visión de futuro

Desde hace algunos años se ha introducido en el sistema educativo la enseñanza de la cultura emprendedora como una asignatura optativa de la ESO.

En este articulo y relacionado con la misma pretendo dos objetivos.

El primero es apoyar esta iniciativa de enseñar a emprender. Creo que es muy positivo acercar el mundo empresarial a los alumnos  ya que les ayuda a entender la sociedad, a madurar e incluso a ser ciudadanos socialmente conscientes, con voz propia y responsables con el entorno en el que viven.  La cultura emprendedora además fomenta valores como el esfuerzo, la capacidad de sacrificio, la constancia, y por supuesto la creatividad.




En todos los foros empresariales se habla de las capacidades de nuestro país, de los recursos que poseemos y de que forma estos pueden ser explotados y exportados para sacar adelante nuestra economía. Cada vez son más los empresarios que hablan de creatividad e innovación y no sólo de sol y playa como resortes de impulso y desarrollo de nuestra economía. España y los españoles somos imaginativos, creativos y eso es un germen que si se explota y fomenta puede generar buenas ideas de negocio. Un ejemplo de ello están siendo los emprendedores de proyectos relacionados con las  nuevas tecnologías, con videojuegos, empresas de diseño en ingeniería, arquitectura, moda, etc


El segundo objetivo que pretendo es tratar de distinguir el autónomo de la figura del emprendedor. En nuestro país durante años se ha fomentado el trabajo como autónomo, y esta crisis ha demostrado que ha sido un error. Trabajar para ti mismo o el autoempleo como medio de vida es muy válido, pero no es una fuente o germen de empresas. Las empresas tienen que nacer de una idea de negocio entusiasta y sólida, de unas habilidades, de la ilusión de poner en marcha un proyecto y por supuesto de querer alcanzar objetivos como crear empleo, innovar, crecer y expandirse con la internacionalización. Si no es así, estamos a merced de la evolución económica y de sus muchos avatares, con la inevitable consecuencia de crecer o hundirnos con ella de la forma que todos hemos visto que les ha sucedido a muchos negocios.


Y es que ser emprendedor es ser creativo, innovador, tener ilusión, creer en el proyecto que uno tiene, crecerse ante las adversidades y poner pasión y entrega en lo que se hace. ¿Se pueden tener mejores armas? ¿Conocen una actitud mejor ante la vida?  Realmente creo que son valores que nuestros alumnos deben aprender y apreciar


La innovación y la creatividad deben estar presentes en nuestro sistema educativo como origen y cauce de futuros talentos.
Lee este código QR para conocer la historia de un joven emprendedor.